Reflexología

¿Qué es?

La reflexología parte de la idea de que las zonas reflejo (manos, pies, orejas etc) se corresponden a los órganos y sistemas del cuerpo. Si se aplica a estas zonas la presión adecuada, se afecta directamente a los órganos y se obtienen beneficios para la salud de la persona. 

 

Al igual que la acupuntura, la reflexología busca reestablecer el equilibrio de la energía vital del cuerpo.

¿Para qué sirve?

 

La reflexología reduce el dolor y los síntomas psicológicos, como la ansiedad y la depresión, y aumenta la relajación y el sueño. También puede ser beneficioso en el cuidado paliativo de las personas con cáncer.